Categoría: Psicoanálisis

Pietro Liberi, 1660 - El Sueño de Endimión

Dormir, Soñar, Insomnio y Psicoanálisis

Lo primero que debemos saber para tratar este tema es que el dormir está enlazado directamente con el soñar, pero algunos de vosotros diréis, pero si yo duermo y no sueño. No es que no sueñes, es que no te acuerdas que soñaste, que es diferente. Todos soñamos mientras dormimos aunque no nos acordemos al despertar porque, y esto es muy importante, el sueño es el guardián del dormir, los sueños nos permiten mantener el reposo, ¿de qué manera?. Seguro que alguna vez has tenido un sueño semejante: sueñas con un coche de bomberos que va pasando con la sirena y de repente te despiertas exaltado, y ves que tu alarma lleva sonando 5 minutos. O sueñas como Bart Simpson, que se está quemando el colegio y que tu mamá viene a decirte que puedes continuar durmiendo porque hoy no hay cole, sin embargo a los 15 minutos te despiertas dándote cuenta que ya vas tarde al trabajo. El sueño mientras estás soñando incorpora ese estímulo exterior del despertador o bien algún aspecto de la realidad, de tus recuerdos, de tus deseos, lo incorpora a su puesta en escena con objeto de que continúes durmiendo así sean unos minutos más. Por eso y otras razones decimos que el sueño es el guardián del dormir.

Porque soñar es un despertar a otra dimensión psíquica, que no es nada esotérico lo que estamos diciendo, es una cuestión psicológica. Nuestro psiquismo nunca deja de funcionar, mientras dormimos continua funcionando y la dimensión a la cual despertamos en el sueño es del orden de lo real inconsciente, esto quiere decir que nuestros sueños hablan y expresan nuestros deseos inconscientes. Sin embargo la cuestión está en que nuestros deseos inconscientes no se muestran tal cual porque por lo general son deseos que suelen ser intolerables para nuestra conciencia, por lo que se ven obligados a expresarse de manera disfrazada en el sueño. Por esta razón si quieres saber lo que un sueño habla de ti y de tus deseos, necesariamente hay que interpretarlo y cada interpretación es particular y única, dos personas pueden haber soñado algo casi igual o con los mismos elementos y sin embargo significan para cada una de ellas cosas diferentes, incluso tú mismo puedes tener aparentemente el mismo sueño varias noches y enlazarse a significantes diferentes cuando lo cuentas. La segunda cuestión es que desafortunadamente eres ciego a tus procesos inconscientes, por lo tanto necesitas un psicoanalista que vea y escuche lo tú no alcanzas a ver. Y esto no es que le pase a algunos, todos somos ciegos a nuestros procesos inconscientes, con lo que un psicoanalista por más teoría que sepa también se tiene que someter al psicoanálisis para analizar sus sueños y sus procesos inconscientes, es más para un psicoanalista es una obligación para poder ejercer su profesión.

Para poder despertar a esta otra dimensión inconsciente a la que nos lleva el sueño debemos apartarnos, dejar a un lado, desactivar nuestro polo perceptual y nuestro polo motor que estaba orientado a la realidad del día cuando estábamos despiertos, polo perceptual y polo motor que nos posibilita el movimiento. Pero en el sueño desactivamos esos dos polos para permitir el reposo y dejar que esa energía que durante el día nos llevaba al movimiento, fluya a manera de imágenes en los sueños. La cuestión es que si sufres insomnio te sientes impotente para entregarte a este estado, es como si algo te impidiera entregarte a una necesidad vital como lo es el dormir, casi como si atentaras, sin querer, contra ti mismo, a tal punto que se convierte casi en un castigo el insomnio. Hay una especie de defensa frente a ese dejarse llevar, tenemos que decir que una especie de fobia sustenta el síntoma del insonmio, pero ¿de qué se defiende el que no duerme, a qué teme?, puede temer encontrarse con una realidad inconsciente que se pone en escena en el sueño y le es inconscientemente intolerable, por lo que evita el dormir.

El silencio de la noche no implica un silencio psíquico, hay ruidos interiores, hay voces, frases que se repiten en nosotros, hay pensamientos incómodos, afectos que son indeseables para el sujeto pero que se presentan recurrentes y que impiden el olvido, y el olvido es imprescindible y absolutamente necesario para poder dormir. Pero muchos de vosotros no podéis olvidar, tenéis miedo de perder el control, como si el control se pudiera tener, tenéis miedo inconsciente de dejaros llevar, algo se os impone como una orden imperativa, algo que no os deja dormir y contra lo que nada creéis que podéis hacer.

Y si bien es cierto, que te recomiendan que controles tus pensamientos, que elimines los sentimientos negativos, que dejes atrás tu angustia, que acondiciones todo el ambiente interno y externo para dormir, una buena cama, una buena almohada, no cenar copiosamente justo antes de acostarte, crear un ambiente que favorezca el sueño, y eso está muy bien, sin embargo muchos de vosotros seguro que seguís sin dormir y las pastillas que tomáis no os hacen ya el efecto inicial. Miedo a soñar, miedo a no despertar, entre otras cosas, no dormir es una especie de impotencia, algo inconsciente en ti es necesario aceptar, algo que sabes pero que no conoces. El psicoanálisis es la única ciencia capaz de hablar de tus deseos inconscientes, te puede ayudar, si tu quieres.

www.susanalorente.com

imagenes-de-navidad-postales-navidenas-24

CONSEJOS PARA DISFRUTAR LA NAVIDAD

Tenemos ya encima la Navidad y para muchos es una época gozosa, de alegría y celebraciones por doquier, pero para otros es como ohh ya está aquí la Navidad, las compras, la gente, y en la televisión pasando todo el tiempo la familia ideal, los encuentros con los que están lejos. Para algunas personas la Navidad no es algo alegre sino que es algo triste, en vez de estar acompañados por una familia, por unos amigos, están en soledad, cenan solos, no tienen a quién regalar nada, y muchos aunque tengan familia ni hablan con ellos y otros que celebran con la familia están amargados precisamente por eso, porque no soportan estar con la familia o con algún miembro de ella.

O también cuando alguien falta, la Navidad nos lo trae al recuerdo parece que con más intensidad que en otras épocas del año. Es una época que de alguna manera nos recuerda que hay un fin para algunas cosas y hay un comienzo para otras, también de valorar lo que hemos hecho, lo que hemos dejado de hacer, y no siempre tenemos las condiciones ideales para que todo sea perfecto, de por sí nunca nada es perfecto, el que tiene familia le toca esa Navidad la cena con el cuñado que se lleva fatal con él y se amarga por eso, y discute con la mujer, y va con mala cara a la cena; el que no tiene familia, acusa los estragos de la soledad, o el que se va con los amigos no le gusta el sitio que han elegido para celebrar, en fin, a todos nos pasan cosas con las personas, con las situaciones o con la vida en general, no hay nada perfecto, pero sí podemos elegir cómo queremos pasar nuestra Navidad, e intentar en la medida de lo posible buscar los recursos para llevarlo a cabo de la manera más placentera y gozosa posible, porque no son las situaciones las que nos alegran o nos entristecen, es nuestra alegría, nuestro goce, nuestro amor, lo que llevamos a las situaciones, practiquen esto y van a ver cómo cambia todas las situaciones que viven.  Y si están solos, por favor, busquen con quien celebrar, hay asociaciones, grupos, instituciones, que celebran, que organizan eventos, no te quedes solo, no te quedes sola, y si te ves imposibilitado para llegar a esos grupos porque dices es que no puedo, no soy capaz, tengo miedo, estoy demasiado deprimido, estamos aquí, no te quedes solo, sola.

Porque si bien es cierto que esta Navidad habrá personas que no estarán con nosotros, hay personas que están al lado nuestro, que están vivas, que te miran con deseo, con las cuales puedes compartir proyectos y disfrutar, hay que dejar descansar a los muertos, hay que dejarles ir. Si tu pérdida es reciente y estás en proceso de duelo, no desesperes, no abandones a los tuyos, que si el proceso es normal poco a poco ese sentimiento de dolor se irá transformando, y busca ayuda en este momento crucial si lo necesitas.

Y a ti, que mientras estás cenando te acuerdas de ese novio, de esa novia, de esa relación que creíste idílica, que te atormentas por lo que no hiciste el año pasado y te presionas con lo que debes hacer en el futuro, a veces es mejor unas expectativas más realistas, más pequeñas, que unas expectativas galácticas.  A jugar se aprende jugando, pero para poder jugar también tengo que estar dispuesto a trabajar por mis sueños.

Esta Navidad sueña pero sin apartarte de la realidad, vuela con los pies en la tierra, mira a los ojos a las personas con las que compartes, olvídate por primera vez de tus prejuicios, no te olvides de que tu estás vivo, déjate querer y nunca dejes de conversar y de compartir tu alegría.

¡Feliz Navidad!

Susana Lorente

Psicóloga – Psicoanalista

article_13957632433

HAY QUE ACEPTAR LA VIDA CON SERENA HUMILDAD

Hay que aceptar la vida con serena humildad, nos decía Freud, la vejez, llega para todos, y no hay que revelarse contra el orden universal. ¿Tienes para comer?, ¿aprecias la compañía de tu mujer, de tu marido, de tus hijos, de tu novio, de tu mascota, aprecias el calor del sol?, ¿has observado crecer las plantas en primavera?, ¿alguna vez tuviste una mano amiga para apretar?, ¿alguna vez te sentiste verdaderamente comprendido por alguien?, ¿has trabajado en lo que te gusta, o simplemente has tenido un trabajo?, ¿tienes a quién amar?, estamos demasiado preocupados por lo que ocurrirá después de nuestra muerte y se nos escapa lo que ocurre ahora, estamos y a la vez no estamos en nuestros encuentros, nos perdemos la vida, los sencillos momentos, los pequeños detalles que son los que verdaderamente dan alegría.

Complicamos muchas veces las cosas sencillas de la vida con pensamientos y reflexiones que no nos llevan a ningún sitio o siempre nos llevan al mismo sitio, de la misma manera. Aún no toleramos que en nosotros mismos vive tanto el amor como el odio, que a una persona que amamos, en algunos momentos también la odiamos y no por eso nos separamos, continuamos juntos conversando sin llegar al drama, para seguir adelante dejando que nuestra pulsión de vida sea mucho más fuerte. Porque no basta con comprender todo, comprender todo no significa que perdonemos todo, comprender no es sinónimo de cambiar, para que algo cambie algo vamos a tener que hacer diferente, porque a pesar de comprender con nuestra razón, inconscientemente podemos seguir no soportando una situación, o un deseo inconsciente, o una hostilidad intolerable que aunque no nos demos cuenta produce efectos sobre nosotros, sobre nuestro ánimo y sobre nuestras relaciones.

El Psicoanálisis nos enseña justo lo que podemos soportar, se ajusta a lo que tú necesitas y a tus posibilidades, y también nos enseña lo que podemos evitar y lo que debe ser eliminado de nuestra vida. Nos dicen los entendidos que querer ser más noble de lo que nuestra condición nos permite, enferma, cuando queremos hacer el bien por doquier, cuando sonreímos constantemente pero lo que deberíamos hacer es poner un límite a ese otro que me ha ofendido o maltratado, cuando no hacemos lo que psíquicamente es conveniente para nosotros y nos dejamos llevar por nuestros gustos, nuestros sentimientos, el estado de ánimo que tenemos ese día, en vez de dejarnos llevar por lo que nos conviene, por los pactos que hacemos con los otros. La inteligencia no es un impedimento para analizarse, el psicoanálisis simplifica la vida, permitiendo tolerar lo inevitable, los finales, el punto.

Susana Lorente

¿Sabes lo que es el carácter de excepción?

Son personas que tienen la sensación de que la vida, la naturaleza, ha cometido una grave injusticia con ellos, negándoles la belleza, la inteligencia, el dinero, o cualquier sustituto que implique una desventaja o una ofensa inferida a su narcisismo, a su amor propio. Es así como dicen: “La vida me debe una compensación que yo me procuraré. Tengo derecho a considerarme como una excepción y a superar los escrúpulos por los que otros se dejan detener en su camino. Puedo cometer injusticias, pues se han cometido conmigo…”

Pietro Liberi, 1660 - El Sueño de Endimión

Dormir, Soñar, Insomnio y Psicoanálisis

Lo primero que debemos saber para tratar este tema es que el dormir está enlazado directamente con el soñar, pero algunos …

imagenes-de-navidad-postales-navidenas-24

CONSEJOS PARA DISFRUTAR LA NAVIDAD

Tenemos ya encima la Navidad y para muchos es una época gozosa, de alegría y celebraciones por doquier, pero para otros …

article_13957632433

HAY QUE ACEPTAR LA VIDA CON SERENA HUMILDAD

Hay que aceptar la vida con serena humildad, nos decía Freud, la vejez, llega para todos, y no hay que revelarse contra …